Cuarta Compañía Bomba Almirante Manuel Blanco Encalada

Nació como Cuarta Compañía de la Asociación contra Incendios de Valparaíso, nombre que tenía en ese entonces el Cuerpo de Bomberos, fundado un 30 de Junio de 1851. Esta fue fundada un 17 de Mayo de 1856 bajo los auspicios de la colectividad española residente y fue conocida por la ciudadanía porteña como Cuarta Compañía de Bombas "Valparaíso" o "La Española".

Su fundación en la fecha que se indica, se efectuó después de una reunión en los salones de la bolsa comercial de Valparaíso. En esta reunión se acordó que la unidad fuera mixta, es decir de bombas, hachas, escalas, ganchos; en dicha reunión se comisionó al ciudadano español don José Cervero que había servido en la Compañía de Guardia y Propiedad, actual Décima, para que organizara una sección de hacha, ganchos y escala, esta situación no prosperó dado que el 21 de junio se fundaban por parte de la colectividad francesa residente, dos unidades de bomberos, una que pasó a ser la 5ª de Bombas y otra que se denominó 2ª de hachas, ganchos y escalas, actual 8ª Compañía por lo cual lo solicitado al señor Cervero no prosperó.

En esta primitiva Bomba Nº 4 "Valparaíso" muy conocida como "La Española" ya que en ella militaban distinguidos caballeros y jóvenes de la sociedad y del comercio porteño, en su mayoría españoles, portugueses y sus descendientes.

A la Bomba Nº 4 Valparaíso o La Española le cupo una destacada participación dentro del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, esta disponía de una potente bomba a palanca de primera clase, participando activamente en las grandes jornadas que le tocó participar como componente de la Asociación contra Incendios, desde su fundación en mayo de 1856 hasta mediados del año 1864, en que se vio envuelta en los lamentables sucesos de ese año, que culminaron con la declaración de guerra entre Chile y España en apoyo al Perú.

Mientras todas esas cosas sucedían tanto en Chile, como en el resto de América, la situación se fue agravando para los bomberos españoles de Valparaíso, creándose en nuestro país una efervescencia popular y grandes campañas de prensa antiespañola, culminando con diversas manifestaciones públicas en contra del comercio y de los representantes de esa nacionalidad, una turba que recorría la ciudad apedreo el cuartel de los bomberos españoles y al grito de mueran los godos traidores trato de saquear el cuartel, situación que se evitó con la oportuna intervención del insigne tribuno Benjamín Vicuña Mackenna.

Ante tal clima de hostilidad, la compañía española no podía seguir actuando, por cuya razón en una reunión celebrada el 14 de octubre de 1864 los voluntarios de la 4ª Cía. De Bombas acordaron su disolución y la entrega de la bomba y todo su material a la Asociación contra Incendios.

Disuelta la bomba española, un grupo de antiguos bomberos de diferentes compañías de la asociación, solicitaron la entrega de la bomba y de sus materiales, con el fin de formar una Compañía de nacionalidad chilena. La Asociación contra Incendios, inspirada en el deseo de no privar a la ciudad de tan valiosos implementos entregó todo el material, provisoriamente, a ese grupo de antiguos bomberos, para lo cual comisionó al Vice-Comandante, don George Garland quien debía entregar la bomba, todo su material y organizar a la nueva compañía. Fue así como el 10 de noviembre de 1864 se reunieron bajo la presencia del ViceComandante 44 voluntarios que dieron vida a la Compañía de Veteranos, entre ellos destacaban los Sres. Manuel Riofrío, Pedro Billa, Antonio Solari, Francisco Ardissoni.

Esta compañía provisoria de veteranos actuó desde el 11 de noviembre de 1864 hasta el 9 de enero de 1865, fecha en que se regularizó la actual Cuarta Compañía Valparaíso.

En reunión efectuada el 10 de noviembre de 1864, se conversó con el Vice Comandante, don George Garland, coincidiendo que la actuación de la Compañía de Veteranos, sería provisoria mientras se regularizaba la fundación de una compañía permanente que reemplazará a la ex cuarta Española y que fuera el quien comandara esta unidad transitoria, como capitán y no se nombrara director, lo cual fue aceptado.

En el ejercicio efectuado al día siguiente, 11 de noviembre de 1864, se lució como el perro mascota "Cuatro Remos", ostentando orgulloso en su lomo una cinta estampada con la leyenda "Veterano" lo que fue aplaudido por todos los presentes dado los dilatados servicios de cuatro remos.

Fue Cuatro Remos un hermoso e inteligente perro de raza indefinida que acompañó a la compañía Española desde su fundación, donde era muy querido. Después siguió con los veteranos y con la actual Cuarta Compañía "Bomba Valparaíso" hasta su desaparecimiento, lo que ocurrió a fines del año 1866, este excelente y maravilloso perro trabajaba en los incendios a la par con los bomberos, ya en aquellos años al igual que ahora concurría mucho público a mirar los siniestros y dedicarse al pillaje de las cosas salvadas e impedían algunos la labor de los bomberos, rompiendo con navajas las tiras de mangueras, "Cuatro Remos" se encargaba de cuidarlas, para lo cual recorría las líneas tendidas de las armadas ladrando y mostrando sus afilados colmillos.

En los últimos días de diciembre de 1864, se reunió un grupo de distinguidos caballeros, conclusión de esta reunión elevar solicitud a la Dirección General de la Asociación contra Incendios. La nota enviada solicita al directorio del Cuerpo de Bomberos, sus deseos de propender, reorganizar y aprovechar los conocimientos prácticos de antiguos bomberos que están prestos a dar vida a la Cuarta Compañía en forma definitiva, regimentarla conforme al reglamento del Cuerpo y a las disposiciones vigentes del Directorio, si ustedes nos autorizan y nos hacen entrega de la bomba y útiles tenemos fé de que en poco tiempo podremos dar cuenta a ustedes de la completa organización de la Compañía.

El Directorio del cuerpo en reunión que efectuó la noche del 4 de enero de 1865, acordó aceptar la propuesta hecha y comisionó al Comandante William Lederman y al Vice Comandante Manuel del Río, para ponerse de acuerdo con los peticionarios y tratar sobre la instalación de la nueva Cuarta Compañía, la elección de oficiales, la entrega de los materiales e implementos, todo lo cual se hallaba a cargo de la Compañía de Veteranos.

Fue así como un 9 de enero de 1865 bajo la presidencia de los señores comandantes William Lederman y Manuel del Río, se reunieron los señores que habían firmado el pacto de honor y se procedió a la fundación de la nueva compañía, la que por determinación del directorio del cuerpo ocupó el número cuatro que se encontraba vacante desde la disolución de la bomba española.
PRIMERA OFICIALIDAD CUARTINA

Director : Sr. Juan de la Fuente
Capitán : Sr. Pedro Billa
Secret. Tesor : Sr. Emeterio Costa
Teniente 1º : Sr. Vicente Espinosa
Teniente 2º : Sr. Antonio Solari
Teniente 3º : Sr. José Beecroft
Teniente 4º : Sr. Francisco E. Ardissoni
Ayudante : Sr. Juan Díaz Gana

Después de la elección de su oficialidad, en esta memorable sesión se acordó adoptar el lema para la compañía que hasta hoy ostenta: "Is Unitas Fortior" " La unión hace la fuerza"

Su primer cuartel se ubicó en calle del Arsenal, actual calle Bustamante, siendo sus primeros cuarteleros los hermanos Domingo y Juan Quezada.

En reunión efectuada el 11 de enero de 1865, la nueva compañía celebró sesión por primera vez para discutir los estatutos quedando aprobados con ligeras modificaciones los de la Tercera Compañía Bomba Causiño, se acordó que su primer uniforme propio. Este consistió en una bluza azul de lana, pantalones blancos y en lugar de casco, mientras llegaban los encargados a los E.E. U.U. que serían iguales a los usados en la Bomba 3, un sourweste de hule negro, completaba el uniforme una piola trenzada en banderola a modo de cinturón, este uniforme con ligeras modificaciones estuvo en uso hasta el año 1922 en que se adoptó el actual.

El 11 de febrero de 1865 la cuarta compañía efectúa su primer ejercicio doctrinal, según la crónica de el Mercurio del día 12 de febrero de ese año, este resultó todo un éxito, llamando poderosamente la atención su nuevo uniforme que eran bastante lucidos a pesar de su sencillez.

Su primer bautismo de fuego fue el 20 de julio de 1865, lugar amagado calle Clave Nº 44 hora 02:30 hrs., la oportuna alarma dada por el corneta de la compañía evitó una gran desgracia.

Los problemas con España se agravan, el 17 de septiembre de 1865 el Almirante Pareja, Jefe de la Escuadra Española, notifica al Gobierno de Chile que se apronta a bloquear el Puerto de Valparaíso (justo el pueblo se aprestaba a celebrar los 45 años de nuestra Independencia Nacional) Chile por acuerdo unánime declara la guerra a España con fecha 24 de septiembre de 1865.

La Cuarta Compañía el mismo día 24 de septiembre, se reunió y acordó elevar petición al supremo gobierno con el objeto de organizar a la compañía en un cuerpo de voluntarios armados para sostener el honor de la patria amenazada.

Con fecha 26 de septiembre de 1865 el Ministro de Guerra y Marina General José Manuel Pinto decreta la militarización de los bomberos de Valparaíso y Santiago.

Por aquellos días llegaba a Valparaíso don Fermín Vivaceta Rupio, voluntario de la Tercera Cía. De Bomberos de Santiago, que en su calidad de arquitecto venía a dirigir los trabajos de construcción de obras de defensas costeras que apresuradamente se construían ya que se temía un desembarco masivo de la marinera española.
El 21 de febrero, la Cuarta deja su primer cuartel y se traslada a Calle del Orden, actual Calle O'Higgins ya que la mayoría de su personal tiene residencia en el sector del Almendral.

El bombardeo a la ciudad comienza a las 09:00 hrs. del 31 de marzo de 1866, el furioso vomitar de fuego y metralla de los cañones enemigos, sobre los más valiosos edificios de la indefensa ciudad, este duró 3 horas, declarándose grandes incendios en los almacenes fiscales (Aduana) en la calle Planchada de Cochrane y de Blanco.

La Cuarta Compañía según el libro diario del cuartel, trabajó en el sector de calle Blanco, por lo que fue la compañía que estuvo más expuesta al fuego enemigo, ya que en aquél tiempo, calle Blanco era la última calle ante el mar, pues aún no existía la Av. Errázuriz ni la acera Norte de la misma calle Blanco, según el libro de la compañía y su personal de auxiliares trabajaron bien y con gran entusiasmo soportando si quejas la fatiga de todo un día, como verdaderos veteranos.

Crónica del Mercurio en suplemento especial del 2 de abril de 1866 da fe de la conducta observada por los bomberos de Valparaíso y Santiago en los memorables acontecimientos del 31 de marzo de 1866.

El 18 de marzo de 1870 la compañía se traslada a su tercer cuartel ubicado en calle sin nombre, actual Aldunate que era conocido como el Callejón del Espíritu Santo, por encontrarse ahí el convento y la Iglesia del Espíritu Santo, en el mismo solar que ocupa en la actualidad el Edificio del Círculo de la Prensa.
El 1 de junio de 1873 la Compañía se traslada a su cuarto cuartel ubicado en calle San Juan de Dios, actual Calle Condell, en el mismo solar que ocupa hoy el Edificio de la I. Municipalidad de Valparaíso.

El 4 de noviembre de 1873 en el vapor "Puno" llega procedente de Inglaterra la Primera bomba a vapor que era bautizada con el nombre de "Blanco Encalada" fabricada en la afamada industria "Merryweather".

El primer maquinista para la bomba a vapor es el apreciado ingeniero don Daniel Santa Ana, anticipándose a la llegada de la bomba a vapor, la cuarta compañía el 24 de julio de 1873 compró dos gallos, dado que la bomba no disponía de espacio para transportar material de mangueras.

El 22 de febrero de 1879 ante la inminente guerra con Perú y Bolivia, se dispone ofrecer sus voluntarios y auxiliares para formar un batallón de guardia nacional y sea movilizado al norte, a poco de declararse la Guerra del Pacífico la Cuarta Compañía vio partir a varios de sus voluntarios entre ellos a los señores Arturo Alvarez, Reinaldo Boltz, Alejandro Delgado, Santiago Fax, Vicente C. Hidalgo, Daniel Martínez, de los nombrados Boltz y Pradel no regresaron del campo de batallar.

A contar del 16 de mayo de 1879 el Cuerpo de Bomberos de Valparaíso se hace cargo de la vigilancia nocturna de la ciudad, esto por haber sido movilizado al Norte el Cuerpo de Policía.

El 9 de noviembre de 1879 por orden de la Comandancia de la Cuarta Compañía es citada para recibir a los heridos que llegan al puerto desde la ciudad de Antofagasta.

El 29 de julio de 1881 un gran incendio de las casas colindantes redujo a cenizas el cuartel, debiendo trasladarse y ubicarse en el Foyer del Teatro Nacional ubicado en calle Victoria frente a la Iglesia La Merced, en los terrenos que hoy ocupa la Plaza O'Higgins, el 15 de julio de 1885 la Compañía ocupa su sexto cuartel en calle San Juan de Dios, actual Condell esquina Plaza Victoria, en el mismo solar que hoy ocupa el Club Naval, permaneciendo hasta el año 1903.

En octubre de 1885 se recibe la construcción del mausoleo de la Compañía, por parte de nuestro voluntario señor Fermín Vivaceta Rupio.

El 11 de enero de 1887 la Compañía efectúa su primera guardia de vigilancia a la ciudad, en reemplazo de la policía que atiende el cordón sanitario, para evitar el paso de la epidemia de cólera que se detectó en Catemu, se dispone por la autoridad sanitaria la concurrencia del médico cuartino Dr. Peter Fischer con el fin de atender los lazaretos.

El 1º de febrero de 1888 el director don Fortino Macaya, da cuenta del fallecimiento del médico cuartino Dr. Peter Fischer, hecho ocurrido a las 08:00 hrs., víctima de enfermedad que contrajo al ir atender un enfermo.
El 17 de mayo de 1887 se declara un incendio de proporciones en la calle San Miguel, de la capital, en el combate del siniestro fallecen 2 voluntarios de la 3ª Compañía de Santiago "Bomba Claro y Abasolo", por tal motivo la Cuarta Compañía destina parte de sus fondos para ir en ayuda de las familias de esos heroicos voluntarios, esto dio motivos para que ambas compañías aceptaran mantener un canje de amistad que hasta hoy rige a ambas unidades. El año 1987 se cumplieron "100 años" de hermandad.

El 11 de agosto de 1888 se produce una gran tragedia en Valparaíso, el desastre del Tranque Mena, en el camino Cintura, lugar donde se había construido un tranque para retener aguas lluvias que le servían para el riego de sus tierras. El tranque estaba construido en forma precaria lo que provocó el derrumbe de la frágil represa. El agua se deslizó por la quebrada Yungay, hoy Avda. Yerbas Buenas, dejando el plan de Valparaíso sembrado de restos de casas y cadáveres. Bomberos desplegó sus esfuerzos desde los primeros momentos, cooperando en la extracción de víctimas sepultadas en el lodo. En esta catástrofe resultó seriamente dañado nuestro cuartel, ubicado en calle San Juan de Dios, hoy calle Condell, resultando dañado el mobiliario y los archivos de la unidad. El 24 de marzo de 1889 se reinauguran las dependencias remodeladas del cuartel de calle San Juan de Dios.

El 22 de febrero de 1890, después de muchos padecimientos físicos fallece, nuestro voluntario, Apóstol de los Pobres, don Fermín Vivaceta Rupio, quien había ingresado a la Cuarta Compañía un 28 de noviembre de 1874. Vivaceta, quien prestó importantes servicios a la patria y al Cuerpo de Bomberos de Valparaíso y Santiago, en la Cuarta y Tercera respectivamente, fue un hombre extraordinario que vivía siempre preocupado de servir a sus semejantes y a la comunidad.

El 11 de enero de 1902, cuando la Cuarta Compañía cumplía 37 años de vida institucional, el gobierno mediante Decreto Nº 146 del 2 de enero de 1894, dona los terrenos actuales con la finalidad de construir cuarteles para la 4ª y 9ª Compañías. En 1903, la compañía deja el cuartel de la calle San Juan de Dios por demolición, ocupando como 7º cuartel provisorio una bodega ubicada en calle Yungay, los archivos y mobiliario son guardados en casa de algunos voluntarios.
El 20 de mayo de 1905 la Cuarta compañía se traslada al que sería su octavo cuartel de Plaza Aduana, hoy Plaza Wheel Wright, (la construcción del cuartel de calle Freire con Brasil aún no se terminaba).

El 07 de septiembre de 1905 la compañía, inicia la guardia nocturna, siendo la primera en poseer dicho servicio. El primer guardián fue el sargento 1º Sr. Dionicio Silva Moya.

El 27 de noviembre de 1924 se declara un incendio en un edificio colindante con cuarteles de la 4ª y 9ª compañías siendo estos completamente destruidos. A raíz de esto, los carros debieron ser guardados en un garaje de Pedro Montt, contiguo al cuartel de la Tercera Cía. donde permanecerieron hasta el 30 de junio de 1926, regresando a los reconstruidos cuarteles de Av. Brasil con Freire. Esta vez, también albergaba a la Quinta Compañía de Bomberos.

El 26 de mayo de 1951 llegan los carros Mack, modelo 75 A, importados para la 4ª, 5ª y 6ª Compañía.

Al 1 de enero de 1953 a las 01:25, se declara un incendio en la Barraca Schulze, situada en calle Brasil con Freire, incendio que enlutó al Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, encontrándose los bomberos en la etapa final del control del incendio, el calor producido por el incendio hizo estallar un polvorín, sorprendiendo a los bomberos, sembrando la muerte en forma horrorosa de 37 voluntarios de diversas compañías. Una vez más, la Cuarta, si bien no tuvo que lamentar bajas, si perdió nuevamente su cuartel, por lo que debió trasladarse a calle Van Buren, cuartel provisorio hasta el año 1965, fecha que recibe su actual cuartel junto a las 5ª y 9ª compañías.

MARTIRES

Cuartelero:
Sr. Victor Paiva Salas (01-01-1920)
Voluntario:
Sr. Orlando Toro Donoso (20-12-1955)
Voluntario Honorario:
Sr. Francisco Herrera Olivarez (04-10-1962)
Ayudante:
Sr. Jaime Araya Jasme (22-02-1969)
Maquinista:
Sr. Carlos Escobar Gutiérrez (23-02-1969)
Voluntario:
Sr. Gabriel Lara Espinoza (- - -)

OFICIALIDAD

Director

CARLOS ESCUDERO COLLANTE

Capitan

JAVIER VERDEJO LEIVA

Secretario

CARLOS TERAN TERAN

Tesorero

CARLOS VERGARA PIO

Subsecretario

IVAN GONZALEZ FLORES

Subtesorero

GORAN CUTURA JIMENEZ

Teniente 1º

JUAN VICENCIO DIAZ

Teniente 2º

MARCELO TORRES MIGUEL

Teniente 3º

CRISTIAN VARGAS YAÑEZ

AYUDANTE

MARCELO PINO VERGARA

132

VALPARAÍSO-CHILE

© 2017 todos los derechos reservados