Segunda Compañia Bomba Germania
 
Escribir acerca de la Segunda Compañía de Bomberos de Valparaíso "Bomba Germania", es una tarea que llena de orgullo a cualquier voluntario o cualquier persona que conozca tan sólo una pequeña parte de esta gran Compañía. Aquí se encuentran más que compañeros de ideales, amigos, estos que no sólo acompañan en los momentos en que el enemigo mortal se acerca a desafiar la bravura de estos valientes Caballeros del Fuego, sino que también se encuentran junto a uno en los momentos más terribles apoyando cual se encontrasen en el más fiero incendio. Esta amistad comienza a forjarse en la mitad del siglo XIX, cuando el día Domingo 15 de Diciembre de 1850, poco después de las dos de la madrugada, se desató en el segundo piso de una casa situada en la calle Del Cabo (hoy Esmeralda), esquina Cruz de Reyes (hoy Almirante Gómez Carreño) del barrio Puerto de nuestra ciudad, un dantesco incendio el cual arrasó con casi la totalidad de las casas de ese sector. A raíz de esto y gracias a la visión futurista de un grupo de alemanes residentes, junto a miembros de otras colectividades en Valparaíso realizaron reuniones durante los meses de Diciembre de 1850 y Enero de 1851, en dependencias de la Intendencia Provincial, en donde quedaron conformadas las Comisiones Oficiales Organizadoras del Cuerpo de Bomberos, en las cuales figuran los nombres de: Guillermo Müller, Francisco N. Nebel, Otto Uhde y Enrique V. Ward.

De esta forma el día Sábado 7 de Junio de 1851, fue citada la Segunda Compañía de Bombas para formar su Reglamento y nombrar Capitán y Oficiales. quedando conformada su primera oficialidad de la siguiente manera:

Capitán: Sr. Otto Uhde,
Teniente Primero: Sr. Willhelm H. Vincent,
Teniente Segundo: Sr. W. H. Law,
Teniente Tercero: Sr. Alfredo L. Poppe,
Teniente Cuarto: Sr. S. Mack,
Secretario - Tesorero: Sr. José Antonio Mercado.
Nuestros voluntarios fundadores, llenos de orgullo por el papel que les tocaba realizar no tuvieron que esperar mucho tiempo para demostrar lo valientes, rápidos y audaces que eran, pues el día Viernes 8 de Julio de 1851, se desató en nuestro puerto un terrible temporal el cual hizo que el vapor Perú varase en las playas del sector Almendral, en donde el mar azotaba de manera inusual a la nave que se encontraba entregada a la furia de la naturaleza, produciéndose, aproximadamente a las diez de la mañana, un incendio a bordo de la destrozada nave.

Sin más que esperar, se dio la señal de alarma siendo la Segunda Compañía de Bomberos la primera en llegar al lugar de la emergencia. Sin pensarlo dos veces y haciendo gala de una fortaleza tanto física como espiritual, nuestros bravos fundadores se ataron cuerdas a la cintura y se lanzaron a nado hacia el lugar en donde se encontraban los aterrados marineros. Desafiando la bravura del mar, lograron poner a salvo a toda la tripulación. Tras haber trabajado en forma titánica durante más de seis horas con el agua hasta el pecho y el constante azote de las olas en su cuerpo, lograron extinguir el siniestro. En dicha oportunidad debido a las inclemencias del tiempo, nuestro Capitán fundador Sr. Otto Uhde tuvo un serio accidente, debido a que fue arrastrado mar adentro por una enorme ola, la cual lo hubiera estrellado fuertemente contra el casco del vapor, de no ser por la oportuna y valiente intervención de otro de nuestros compañeros, cuyo nombre quedó en el recuerdo, dando de esta forma el primer paso hacia una amistad pura y sincera, que hemos sabido mantener hasta el día de hoy. Uno de los hechos que más nos llena de justo orgullo a los segundinos y a los voluntarios del Cuerpo en general, es la brillante y gran actuación que les cupo a los bomberos de Valparaíso, y muy en especial a los de nuestra Segunda Compañía, cuando minutos antes de las 8 de la mañana del día Sábado 31 de Marzo de 1866, dos tiros a pólvora del buque español Numancia, indicaba que en una hora más se iba a iniciar el azote más duro y desastroso que ha recibido nuestra ciudad desde sus inicios; Este azote era el bombardeo que realizaría la Escuadra Española en contra de nuestra desprotegida ciudad.

Desgraciadamente, la tragedia llega un día Lunes 15 de Junio de 1931, en Avenida Los Placeres Nº 595 frente al monolito de Diego Portales, en el mismo cerro Los Placeres. Mientras nuestro Teniente 3° Julio Fenner Heitmann cumplía con su deber, en la extinción de un siniestro un balcón cayó sobre su espalda, accidente que lo hizo agonizar durante 23 largos días para morir en el Hospital Alemán, pasando a ser el primer mártir de nuestra Compañía, dejando sumidos en un inmenso dolor a su familia consanguínea y su familia segundina. Hoy en día, la Sala de Máquinas de nuestro cuartel y la unidad 23 llevan su nombre en honor a aquel bombero voluntario que entregó su vida por el bien de sus semejantes. Si bien es cierto que la mayoría de los actuales voluntarios somos chilenos, hemos sabido

seguir adelante con todo el profesionalismo y heroísmo que nos fueron legados por nuestros antecesores.

OFICIALIDAD

Director

JAVIER MORENO PIZARRO

Capitan

EMILIO VEGA RECABAL

Secretario

JUAN OLIVARES ARIAS

Tesorero

OSCAR OYARZUN MIRANDA

Teniente 1º

DIEGO RUBIO CISTERNAS

Teniente 2º

ROGELIO LIBERONA CUEVAS

Teniente 3º

FELIPE ZEPEDA PACHECO

AYUDANTE

LUCAS TERAM LIRA

132

VALPARAÍSO-CHILE

© 2017 todos los derechos reservados