top of page
  • Relaciones Publicas CBV

Bomberos Valparaíso tiene 1er. "Equipo Forestal acreditado ante el Sistema Nacional de Operaciones"

Luego de años de trabajo, y buscando siempre una mayor profesionalización, el Equipo Forestal del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso logró un hito histórico para la institución y se convirtió en el primero de Chile en estar acreditado ante el Sistema Nacional de Operaciones (SNO) de Bomberos de Chile.


Lo anterior implica conformar una Fuerza de Tarea pesada compuesta por seis carros bomba

forestales, vehículos logísticos, y casi 70 bomberos que cumpliendo un riguroso perfil académico y de experiencia podrán movilizarse de forma autónoma hacia cualquier sector del país que esté afectado por una catástrofe de índole forestal, teniendo un periodo operacional que podrá variar entre los 7 y 10 días.


Durante ese lapso, los voluntarios y voluntarias del CBV acreditados en este proceso podrán trabajar ininterrumpidamente, 24 horas al día mediante sistema de relevos, contando además con un componente médico en caso de urgencias de salud.


Doctrina francesa.


El trabajo para llegar a esta etapa comenzó hace unos seis años atrás, cuando el Cuerpo de

Bomberos de Valparaíso -el primero de Chile- comenzó a capacitarse con bomberos instructores provenientes de Francia, donde la modalidad para el combate de los incendios es el trabajo en bloque mediante fuerzas de tarea.


Aquello generó interés en la Junta Nacional de Bomberos y, conforme pasaron los años, se

creó un manual de combate contra incendios forestales que abarca un trabajo mixto entre herramientas y carros bomba y que busca estandarizar el combate de este tipo de emergencias por parte de Bomberos a lo largo del territorio nacional.


De esta manera, con base en dicho manual influenciado por la doctrina francesa, nació la

idea llegar a la acreditación ante el Sistema Nacional de Operaciones (SNO), para lo cual Bomberos de Valparaíso se adscribió en el año 2021 iniciando así un proceso independiente y paralelo que implica una serie de documentación y ejercicios prácticos que permitirán que desde ahora el CBV pueda movilizarse a cualquier punto del país, si es que así la situación lo requiriese y en base a una coordinación con el Sistema Nacional de Operaciones.


El proceso de acreditación.


En términos generales, el proceso de acreditación cuenta de una etapa administrativa que

culminó el 9 de noviembre pasado, cuando el CBV hizo entrega de la carpeta documental a los representantes del SNO, y de una etapa práctica, que finalizó este 9 y 10 de diciembre con un ejercicio realizado en Laguna Verde, Valparaíso.


Dicho sector fue escogido estratégicamente al representar un escenario real para el

desarrollo de una gran catástrofe debido a la gran cantidad de interfaz y población que habita en el lugar, donde además existe escasez de agua. De esta manera, en dicho lugar el Equipo Forestal de Bomberos Valparaíso -al mando del tercer comandante, Francisco Arévalo Arévalo- simuló un incendio al interior de un bosque presentando un riesgo inminente a viviendas, contexto en el que el contingente bomberil tuvo que desplazarse, establecer puntos de abastecimiento, levantar una base operacional, evaluar la presencia de infraestructura crítica y la protección de las zonas de interfaz.


Lo anterior, luego de simular que desde el Sistema Nacional de Operaciones se solicitara a

Valparaíso entrar en Fase de Monitoreo de una emergencia de proporciones en la región de

O’Higgins, para luego pasar a Fase de Alerta y finalmente Fase de Movilización con la consecuente coordinación de un punto de encuentro para acudir al combate de la emergencia mediante despachos de la Central de Gestión de Incidentes (CGI) del CBV, tal como si ocurriera una emergencia real.


La culminación de esta importante etapa para Bomberos de Valparaíso -que comienza a

gestarse con el comandante Rodrigo Romo Silva y finaliza bajo el mando del comandante Vicente Maggiolo Oyarzún- supone un esfuerzo de silenciosos años de trabajo, periodo en el que se asumió un compromiso institucional que permitió que el primer Cuerpo de Bomberos de Chile pudiera entregar herramientas y capacitaciones necesarias a decenas de voluntarios que hoy conforman el primer Equipo Forestal acreditado del país.


El primer ejercicio en Chile.


Paolo Fregonara, punto focal operativo nacional (PFON) del Sistema Nacional de Operaciones (SNO) de Bomberos de Chile, dijo que “este es el primer ejercicio de acreditación de incendios forestales y además es el primer ejercicio de una fuerza de tarea, por tanto, es un desafío muy importante también para el Sistema Nacional de Operaciones el poder validar nuestro sistema de acreditación sometiendo a este proceso al Cuerpo de Bomberos de Valparaíso”.


Por su parte, Damián Farías Salazar, líder del Grupo Técnico Operacional (GTO) de

Incendios Forestales del SNO, sostuvo que “el GTO desarrolló un proceso de acreditación inédito en el país y en Latinoamérica respecto de incendios forestales y este es el primer ejercicio que desarrollamos poniendo a prueba las capacidades del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso”.


“Es el primer ejercicio de acreditación que se hace en Chile con la especialidad forestal en

relación a una fuerza de tarea pesada como es el caso de Valparaíso y va a servir de ejemplo para los futuros ejercicios que se hagan con los otros equipos en proceso de acreditación”, agregó Farías. Vicente Maggiolo, comandante del CBV, en tanto, señaló que “estamos muy contentos, con el objetivo logrado. Fueron tres años de un arduo trabajo que viene desde el comandante Rodrigo Romo y hoy lo podemos culminar bajo mi mandato, pero es un logro del equipo, nos posiciona nuevamente a Valparaíso a la vanguardia de los cuerpos de bomberos”.


“Esto no ha sido gratis, ha costado mucho sacrificio, por lo tanto el mérito es de todo el

equipo que supo sacar esto adelante así que estamos demasiado contentos”, expuso el líder operativo del CBV. Por su parte, el tercer comandante y líder del Equipo Forestal, Francisco Arévalo Arévalo, destacó que “durante el ejercicio hubo estructura, disciplina, una actitud de la gente de poder lograr este objetivo. En el equipo existían excomandantes de más de 50 años de servicio, bomberos que han sido oficiales, bomberos y bomberas jóvenes que también se pusieron a disposición para lograr esto”.


Arévalo agregó que “cumplimos este desafío, ahora vienen otras cosas. Tenemos que seguir

capacitándonos, mejorar brechas que vimos en terreno porque esto recién comienza, tenemos que equiparnos, uniformarnos de acuerdo a los estándares que nos exige Bomberos de Chile”. “Tomamos esta acreditación, mi nombramiento por parte del Sistema Nacional de Operaciones, con humildad. Esto no nos dice que somos los mejores pero sí marcamos un precedente para Bomberos de Chile y esperamos que inste a los otros cuerpos a poder sumarse a esta acreditación porque nos va a permitir estandarizar, tener un procedimiento y una estructura profesional para desarrollar estas emergencias y entenderlas”, cerró el tercer comandante Arévalo.




Comentarios


bottom of page